UN PROYECTO DE CLICA ONLINE MARKETING DIGITAL

La huella que dejamos Clica Online

CÓMO VAMOS A COMPENSAR LA HUELLA.

En Clica hemos decidido destinar una parte de los ingresos que recibimos por nuestro trabajo a compensar y mejorar nuestra huella y el impacto ambiental de nuestra actividad.

Te preguntarás: ¿cómo lo vamos a hacer?

Para poner en marcha el proyecto La huella que dejamos vamos a destinar una parte de los ingresos que generamos a compensar nuestra huella de carbono. Lo hacemos plantando árboles. Además, también queremos crear viveros de semillas y apadrinar proyectos que regeneran suelo, biomasa y ecosistemas completos.

No nos conformamos con ser neutros en el CO2 que emitimos. Queremos aportar más y ser precursores de un mundo diferente para las siguientes generaciones.

Nuestro negocio es básicamente un generador de dióxido de carbono, ya que necesitamos la electricidad para la actividad esencial tanto en la creación como en la distribución de nuestro trabajo. Por eso, y dado que el cálculo completo del impacto que dejamos es inabarcable, usaremos este gas de efecto invernadero como métrica con la que empezar.

 

Para calcular lo que necesitamos hacer utilizaremos la calculadora verde, que nos ayudará a:

Con la calculadora verde pondremos en relación:

Sabemos que la lectura va a ser imprecisa, por lo que vamos a usar márgenes amplios en favor del ecosistema. No nos interesa un cálculo preciso sino empezar a dejar la mayor huella posible desde ya mismo. Por eso, vamos a usar los valores máximos en generación de dióxido de carbono en nuestra actividad y los mínimos de regeneración necesarios para de esta manera realizar un aporte excedente.

Porque cuando hablamos de impacto ambiental, el tiempo ya no juega a nuestro favor.

¿Y por qué plantar árboles? Principalmente, porque así ayudaremos a la Tierra en la regeneración del suelo y fortaleceremos los ecosistemas. El impacto ambiental de plantar sistemas regenerativos va más allá de fijar el dióxido de carbono. Los árboles son máquinas increíbles, perfectas, casi mágicas.  Forman sistemas biodiversos, con una amplia variedad de especies. Contribuyendo a su plantación aseguramos que los bosques sean más estables y resilientes frente a los cambios.

Sabemos que se va a hacer lo que queremos hacer.

 

Además, para este proyecto contamos entre el equipo de Clica con una consejera muy especial, alguien que cambió su puesto de directiva en una agencia por una fuerte vocación ecológica: ahora está viajando por el mundo plantando árboles. Ella es nuestra consejera, de su mano plantamos todos esos árboles que nos permiten devolver a la tierra el favor que nos hace y agradecerle la vida que nos regala. De esta manera tenemos la absoluta certeza de que el proyecto La huella que dejamos se culmina bien y de que se va a hacer lo que queremos hacer.

Con La huella que dejamos hablamos de una realidad que ya es posible y ya está en marcha.

 

Ya hemos dado el primer paso: nuestros clientes han recibido una miniplanta que ya están cuidando y con la que están contribuyendo a regenerar el ciclo del carbono. Porque ya lo sabemos: cada gesto cuenta, por pequeño que sea.

Miniplanta es una pequeña empresa que nació durante el confinamiento de la primavera del 2020 por el Covid19. Aman la naturaleza tanto como la amamos en Clica y compartimos el mismo propósito: entender y vivir las plantas con amor, admiración y empatía.

En Clica hacemos las cosas a nuestra manera, una manera éticamente responsable y medioambientalmente positiva. 

¿Te apuntas a la tribu verde?

SIGUE EL PROYECTO

Acciones del proyecto La Huella que dejamos

Acción Mini planta
Proyecto 2
post 3

FORMA PARTE

¿Nos acompañas?